“Saverio, el cruel” Crítica teatral.

0
203

“Saverio, el cruel” es una muy buena dirección de un texto clásico y un homenaje a la historia del teatro independiente de Gabriela Villalonga.

Gabriela Villalonga estrenó la obra “Saverio, el cruel” de Roberto Arlt en el Teatro Payró, uno de los históricos teatros independientes de Buenos Aires. La primera versión del texto se estrenó en el Teatro del Pueblo en 1936. La puesta en escena de Villalonga lleva el texto original a escena con muy pocas modificaciones, entre las cuales se destaca el personaje del presentador del espectáculo, un personaje tenebroso vestido todo de negro.

El argumento se mantiene. La obra cuenta la historia de un grupo de amigos de clase alta de la ciudad de Buenos Aires, que en su aburrimiento le realizan una broma de mal gusto a Saverio, un vendedor de manteca. Susana es quien lleva adelante la farsa en la que va a fingir ser una enferma mental que podrá ser curada si Saverio se presta a la improvisación de una farsa en la que tendrá que interpretar al personaje del Coronel.

El espectáculo, apela a la estética del “Teatro dentro del teatro” dando pie a un juego de muñecas rusas que abre múltiples interpretaciones sobre las diferencias entre locura, teatralidad e ilusionismo. El personaje del Presentador del espectáculo será quién facilita múltiples lecturas de la puesta en escena, al incluir en la ficción a los espectadores reales. Este personaje viene a jugar el rol de un doble siniestro, una especie de tenebroso titiritero de Saverio (víctima) y Susana (victimario) pero también de la puesta en escena dado que cuando comienza el espectáculo toma al publico como interlocutor.

El abordaje de la locura que hace el texto es lo más complejo de llevar a escena debido a que el texto que orginalmente había escrito Roberto Arlt, le daba otro sentido a lo que hoy describimos como neurodivergencia. Vale recordar que aún hoy se sigue creyendo que la locura es una simluación de la realidad, una falsa percepción y un trastorno que debe ser tratado con tratamientos antipsicóticos. Por pedido de sus amigos del “Teatro del pueblo” Roberto Arlt, modificó la identidad de los personajes. En el texto originario, los niños bien eran “dementes” y la acción transcurría en un manicomio. El texto definitivo resultó en un refuerzo del prejuicio de peligrosidad que aun persiste en relación a las personas locas.

La escenografía y el vestuario, estuvieron a cargo de Alejandro Mateo quien ofreció una versión atemporal como contexto para los personajes. De esta forma la ambientación de la ficción, refuerza el mensaje que entrega el Presentador de la obra que bien podría ser el poder real que se ubica siempre detrás de quienes encarnan el poder político como figuras de la historia. Por momentos la ambientación atemporal de Mateo, puede hacer difícil seguir el ritmo a la obra y considerando que se trata de un texto clásico puede hacerse lenta para quien no esté habituado a ver puestas en escena de este tipo de textos.

Aun así, las actuaciones se destacan en comprender la impronta que quiso darle la dirección al conjunto del espectáculo. Marito Falcón y Ligüén Pires, como dupla protagonista, le dan ritmo, carisma y atractivo a un estilo de actuación que a veces parece va a desaparecer ante las demandas del realismo capitalista, los comedy-shows y los streammings. Las muy buenas actuaciones en la obra componen un estilo entre grotesco y expresionista que da respuestas alas demandas del texto. “Saverio, el cruel” es además de una excelente puesta en escena de un texto clásico, un homenaje a la historia del teatro independiente de Gabriela Villalonga.

Viernes 18 hs. TEATRO PAYRÓ. San Martin 766
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4312-5922


“Locura en Argentina” publica a un grupo muy diverso de escritores y escritoras. Estas publicaciones buscan promover en los comentarios un foro público para el debate, amplio y respetuoso sobre las artes, la cultura loca, la salud y la diversidad mental. Las opiniones expresadas en las publicaciones no son las de “Locura en Argentina”, sino las de sus autores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here