Feria de turismo aventura

0
111

El 4 y 5 de Noviembre se llevó a cabo, “Wild Argentina. Feria de deportes outdoor y turismo aventura”. Las entradas se podían sacar por internet para evitar filas en “La rural”, el predio donde se hacía la feria. Ofrecían 50% de descuento para personas con discapacidad pero no así para el caso de acompañantes de personas con discapacidad, que son quienes deberían poder entrar gratis a este tipo de eventos porque acompañan en calidad de apoyo. No había mucha más información sobre accesibilidad para personas con discapacidad.

Las ferias en “La rural” no suelen accesibles para personas neurodivergentes porque no hay protectores auditivos a disposición del público ni señalética en pictogramas. En este sentido llevar los propios protectores auditivos y elegir actividades previamente, son recursos de accesibilidad para poder participar. De los talleres que se ofrecían se destacaba un taller específico sobre “Primeros auxilios y RCP”, donde se enseñaron nociones básicas y excelente didáctica para recordar lo importante al momento de dar primeros auxilios ante heridas o paros cardiacos.

Había juegos accesibles para todas las edades, muy bien organizados como juegos de altura, una palestra, una simulación de realidad virtual y un circuito en patineta eléctrica de una sola rueda. Había muchos puestos que exhibían comida, indumentaria o información sobre turismo. En los puestos con perspectiva de discapacidad para conocer se destacaba el de “Champa Bike” que tenía como propósito promover el uso de sillas de trekking adaptado para que personas usuarias de sillas de ruedas puedan hacer travesías asistidas al aire libre. Este tipo de experiencias cuando se puede ver más allá de toda la inspiración que traen consigo mismas, demuestran que la discapacidad no es una deficiencia, sino una diferencia.

Entre los puestos dedicados al montañismo se destacaba el Museo de Montañismo Andino, del Centro Cultural de Montaña. En la exposición del museo se podían ver objetos de montaña como linternas, calentadores, o anteojos de distintas épocas. En una de las vitrinas, había objetos muy antiguos encontrados en la montaña como vasos hechos por montañistas con latas y alambres. Sin lugar a dudas el valor cultural de este museo, y todo el estímulo que representan esos objetos para la fantasía, la memoria y los sueños de quienes aman el turismo aventura le dio un valor agregado a la experiencia de la feria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here