“El enojo y la rabia me motivan a escribir” – Gianni París

0
243

Gianni Paris nació en 1986 en Morón, provincia de Buenos Aires y fue psiquiatrizado en 2003. Trabajó de manicura muchos años y actualmente cursa la licenciatura en trabajo social en la Universidad Nacional de Luján. Es escritor, edita fanzines sobre salud mental y los vende desde su cuenta instagram Resistencia.Loca.

¿Qué es un fanzine y como se hace?

GIANNI PARIS – Los fanzines son revistas “cortas” donde uno puede escribir o expresarse por medio de imágenes, collages o lo que se ocurra. Eso es lo bueno que tiene el fanzine, que tiene múltiples formas de publicarse de acuerdo a lo que a cada uno le interese. Suele tener una temática. En mi caso los hago digitales, pero en Córdoba por ejemplos los venden impresos pero yo no tengo mucha idea ni los medios para hacerlos en formato librito. Las fotocopias están muy caras, por eso si me los compran a mi los voy a seguir haciendo en formato digital. Los hago con el celular, que como no es muy moderno, tengo la memoria estallando. Me las voy rebuscando para hacer tapa, contratapa y poner algunas imágenes. Un fanzine más artesanal puede tener collage por ejemplo y está bueno porque es mas creativo de lo que estoy haciendo. Soy muy critico con lo que hago, me gustaría hacerlo mejor con alguna aplicación de edición. Pero cuando los veo impresos, me gustan como quedan. Antes del tema de los celulares e internet los fanzines se solían repartir en las filas de los recitales lo mismo con una temática especifica, como poesía, lucha anticarcelaria o “salud mental” como escribo yo. Cada une en un fanzine despliega toda su creatividad a partir de un tema.

¿Cuándo empezaste a hacer fanzines? ¿Cómo los empezaste a vender?

Hace dos años empecé a hacer mis fanzines, seguramente por necesidad económica. Hoy en día la venta de los zines me salva como para hacer una compra de supermercado. El primero que hice fue “Suicidio o como nos suicidan” que me acuerdo empezó en la pandemia como algo muy personal. Me puse a buscar imágenes para hacerlo digital y le fui dando forma. Tenía una tapa que la hice con la aplicación canva. Los empecé a vender a $150 de esa época y después todo subió. Siempre quise de chico ser escritor. Me gustaba mucho escribir de chico y siento que esto le dio forma a ese deseo. Me parece muy loco que otras personas me estén leyendo, lo digo en el sentido coloquial. No estoy hablando de Locura. El segundo lo empecé a hacer internado en el hospital Laura Bonaparte.

¿Cuándo, dónde y cómo escribís?

Por lo general escribo cuando estoy enojado, y cuando estoy escribiendo me empiezo a dar cuenta de otras cosas, problematizo y ahí arranco y no paro. También puede ser que me ponga escribir por algo que me pasó en el lugar donde atiendo mi salud mental. También hay algo de lo subjetivo y lo macro, lo que rodea a las subjetividades locas, como me gusta llamarlas. No se si soy un escritor. Me tiro bastante abajo. Pero si me tuviera que describir como escritor diría que soy un cachivache que escupe mierda. No me gusta mucho la etiqueta de activista. Me repele un poco. No me considero activista pero si escribo sobre esta temática que atraviesa a un montón de personas. Por lo general el enojo o la rabia me motivan a escribir. Pero también cuando estoy triste, escribo. O por lo que me genera la desintoxicación de las benzodiapenias después de 20 años. Querer estar bien, no implica que uno pueda, sobre todo en esta coyuntura.

¿Te gusta leer? ¿Qué fue lo ultimo que leíste? ¿Qué libro recomendarías?

Tengo periodos. Hace unos años me atiborraba de libros que terminaba pero ahora lo que me pasa es que no tengo concentración. Lo que leo lo hago para la facultad. Si tengo que recomendar un libro es “Enajenados, salud mental y revuelta” el ultimo libro que leí compelto. Ahora empiezo a leer algo y dejo por la mitad. No tengo la concentración de antes, salvo algo muy particular que me recomienden como el otro día me recomendaron “Van Gogh, el suicidado por la sociedad”. Leo desde que tengo uso de razón, me encanta leer pero no tengo la misma concentración de antes. Empecé a leer cuentitos y de niño estaba muy traumado con Hansel y Gretel. Me daba mucho miedo que una señora se quiera comer a unos niños. En la preadolescencia leía mas poesía. Después de los 17 años leí mucha filosofía hasta que dije “basta, me está matando esto”. Después leía por períodos según mi diagnóstico de turno. En su momento tuve anorexia nerviosa y tengo un montón de libros sobre anorexia escritos por personas que escriben y padecieron anorexia.

Uno de tus fanzines se llama “Cuerdismo” ¿Qué es el cuerdismo?

No me gusta dar definiciones academicistas. El cuerdismo lisa y llanamente está encarnado en aquellas personas que en teoría por ser “normales” tienen una superioridad sobre las personas locas. Está encarnado en prejuicios, en asumir que es cuestión de voluntad el bienestar. Te dicen “No ponés voluntad” o “cuando trabajes se te va a pasar” y ya sabemos que el trabajo es alienación y explotación. Trabajé de muchas cosas, pero el trabajo no me curó nada. No existe la cura y no me gusta hablar en esos términos de sano o no sano.

A partir de tu instagram, Resistencia.Loca, ¿Como ves la relación entre redes sociales y activismo en primera persona en salud mental?

Hay múltiples formas de expresarse. Ciertos grupos están en contra de la psiquiatría como dispositivo y además del consumo de medicamentos. En ese sentido no comparto, porque lamentablemente es lo que existe para hacer un poco menos tediosa la vida. Por otro lado tampoco me parece como otros sectores que también politizan el malestar pero en general son personas que tienen título, como psicólogos o psiquiatras y te hablan de “hacer ejercicio y bla bla bla”. Por otro lado estamos los que criticamos todo esto, el que no estuvo muy metido en el pozo no sabe de lo que está hablando, por eso yo digo “lo siento yo si tengo que tomar medicación psiquiátrica” aunque sepa que van a seguir sacando cada vez mas medicamentos. No se que va a pasar en un futuro muy lejano con les loques. Espero no existir para ese entonces.

¿Es posible la salud mental en este siglo?

No se lo qué es la “salud mental”. Los batas blancas que están del otro lado te van a decir que te puedas desarrollar en la vida, que tengas inteligencia emocional, que puedas tolerar la frustración, que a nadie le enseñan a hacerlo de niñe. Un montón de cosas, que son las condiciones para reunir la salud mental. No creo que si existe tal cosa, se pueda lograr teniendo en cuenta la hiperinflación, el capitalismo y la trituradora de carne. Y lo más importante es para los batas blancas es que puedas trabajar, producir e insertarte en la sociedad y si no lo podés hacer sos un problema y hay algo que esta mal en vos. Eso es individualizar las cosas que padecemos. Una de las razones de mi primer intento de suicidio fue por la miseria que me pegaban en un trabajo informal que tenía.

¿Cómo se puede hacer humor con el sufrimiento extremo de las personas locas, en una cultura de la cancelación?

El punitivismo está ATR (A todo ritmo). Creo que estoy canceladito en varios lugares. Obviamente tengo la consciencia tranquila porque son pelotudeces. Yo tengo humor y me rio de cosas que me pasan a mi que “oh casualidad” le pasan a los demás. No me rio de la desgracia de los demás, sino de la mía. No me da risa la desgracia del otro. De chico fui muy introvertido pero cuando tenía “libertades” era muy del humor. Veo mi vida como una tragicomedia o como una caricatura. ¿Qué mas puede pasar? Y siempre puede pasar algo mas. Si estás en la lona, podés siempre estar un poquito mas en la lona. A veces hago chistes con mi propio intento de suicidio, no cono todas las personas porque se que les puede hacer mal. Pero si hago chistes de mi intento de suicidio con les loques que se lo toman con humor y siento mucha libertad. Siempre le busco el lado tragicómico a lo que me da gracia y me llama mucho la atención porque le quita peso a muchas cosas ya sean las mías o las externas. A mi me gustan mucho hacer memes con imágenes de películas de culto o de terror.

¿Sentido común o sentido del humor?

Sentido del humor porque eso del sentido común me da un poco de miedo, porque puede ser incluso moral y la verdad que no va conmigo. Prefería sentido del humor.

¿Con que escritora vivo o muerta, te tomarías algo, que tomarías y que le preguntarías?

Me tomaría una birra con Nietzsche porque hay una frase que se hizo concha de tanto que la pusieron en todos lados y ya es una apropiación. Me refiero a “lo que no te mata, te hace mas fuerte”. Le preguntaría si reformularía esa frase o si sigue creyendo en eso porque a mi me hace ruido y mirá que a Nietzsche lo amo. Esa idea está buena pero me parece que hay que reformular. Otra frase que hicieron mierda fue “sin música la vida sería un error”. Todo esto lo digo porque odio la idea de la resiliencia. Ya estoy cansado de lo que no me mató.

¿Qué es la locura en argentina, para vos además de esta revista web?

La locura en argentina está encarnada en todes les psiquiatrizades que no concebimos la vida así tal como nos la presenta el mundo de la supuesta normalidad, como cuando querían volver a la normalidad después de la pandemia. ¿Qué es la normalidad? Me da miedo la normalidad. Espero que haya muches más psiquiatrizades escribiendo, dibujando o haciendo arte o lo que sea cada quien desde su lugar. Cada quien tratando de pilotearla desde su lugar en esta maquinaria capitalista. Está difícil. Y todavía creo en el apoyo mutuo, aunque no nos podamos organizar todavía. Cuesta mucho y también cada uno tiene sus mambos y es respetable. A veces me agarra lo escéptico, pero si: Todavía creo en el apoyo mutuo.


En este enlace se consiguen su fanzines: Resistencia.Loca.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here