“Van Gogh, el suicidado por la sociedad”

0
88

Reseña del libro de Antonin Artaud editado por Argonauta, precedido de un estudio de Aldo Pellegrini.

Pocos libros de ensayo logran un equilibrio perfecto entre su introducción y el cuerpo del ensayo propiamente dicho. Por lo general, los prólogos o introducciones suelen ser textos elogiosos de figuras literarias que cumplen una función de marketing para las ventas de ese título en la industria editorial. Algo que no está mal, porque los escritores y escritoras también tienen que pagar la renta, los servicios y la comida.

El caso del libro “Van Gogh, el suicidado por la sociedad” cuenta con un estudio de Aldo Pellegrini que oficia de introducción a la lectura del ensayo de Antonin Artaud. Lo curioso es que el estudio titulado “Antonin Artaud el enemigo de la sociedad” es mucho más extenso que el ensayo que escribiera Antonin Artaud sobre Van Gogh. Lo virtuoso de esta edición es que en ningún momento le quita protagonismo al ensayo sobre el pintor neerlandés, ni desliza elogios excesivos, ni compite por hacer más complejo lo que Artaud describió en lengua simple: Vincent Van Gogh, no se suicidó sino que fue suicidado por su sociedad.

La editorial Argonauta sigue en actividad y en su página web se puede conocer parte de su historia:

La Editorial Argonauta fue fundada originalmente en Buenos Aires en la década del cuarenta por Aldo Pellegrini y David Sussman, durante el período de expansión de la industria editorial Argentina en la inmediata posguerra. Durante casi diez años, con una línea editorial abierta, sin preponderancia de ninguna inclinación personal, con diversas colecciones de narrativa, obras maestras de clásicos universales, clásicos de la historia, divulgación científica, medicina, etc. se publican unos cien títulos, cesando su actividad a comienzos de los años ’50. Sin embargo, después de casi veinte años de inactividad editorial, a principios de los años ’70, Aldo Pellegrini publica aún bajo el sello de Argonauta la obra Heliogábalo de Antonin Artaud, así como su conocido ensayo sobre Artaud que prologa la traducción del Van Gogh, el suicidado por la sociedad.

El libro es un ensayo sobre la obra de Van Gogh, como la influencia que ejercieron en el pintor su hermano Theo y el Doctor Gachet. Partiendo desde ese lugar Artaud llega a la hipótesis sociológica que algunos artistas que se quitan la vida, no se suicidan sino que son inducidos al suicidio por su entorno, por una sociedad que no puede tolerar que tengan la posibilidad de conectarse con el infinito. El obrar de algunos genios artísticos disuelve las categorías de cultura, naturaleza y sociedad.

El mismo Antonin Artaud fue sometido a torturas para llevarlo a ese umbral en el cual un individuo atenta contra su propia vida. En argentina podemos recordar figuras artísticas como Alfonsina Storni o Alejandra Pizarnik, que también fueron suicidadas por la sociedad, solo por nombrar a algunas poetas que han pasado a la historia del arte.

“Van Gogh, el suicidado por la sociedad” recorre las tensiones que se provocan entre la sociedad y algunos pensadores originales que las sociedades no pueden tolerar. Por esto menciona la obra y figura de Baudelaire, Poe, De Nerval, Nietzche, Kierkegaard, Hölderlin, Coleridge. Una de las virtudes de este ensayo, es poder evadir esa falsa dicotomía entre obra y artista, que suele darse en este tipo de ensayos. Esa división, esa calificación no es más que otro intento de atentar contra la vida de quienes piensan, se expresan y obran.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here