Sobrevivir a la psiquiatría hace dos siglos

0
145

Carlos Morel fue el artista responsable de dar el giro fundacional de la historia de la pintura argentina, siendo el primer pintor Argentino en retratar la esencia de la pampa, sus paisajes, personajes incluidos varones y mujeres de los pueblos originarios. Nació un 8 de Febrero del año 1813, apenas tres años después de la revolución de Mayo de 1810 que instituyó el primer gobierno de la república Argentina.

Se lo considera como el primer artista plástico así como el paciente cero de la psiquiatría argentina, debido a que a sus 32 años prácticamente abandona la pintura por comenzar a recibir un tratamiento para un trastorno mental. Vive una larga vida en Buenos Aires hasta los 81 años pintando apenas unos pocos cuadros con motivos religiosos. En su formación fue alumno de la Escuela de Dibujo de la Universidad de Buenos Aires, ente 1827 y 1830, bajo la dirección del suizo Joseph Guth y luego del italiano Paolo Caccianiga. Esta formación puede verse en sus cuadros en los cuales paisaje, naturaleza y personaje se presentan en armonía, una característica del romanticismo europeo.

Durante la época en que gobernó Juan Manuel de Rosas se fue a vivir a Brasil durante dos años, por diferencias políticas con el régimen que se había instalado. Al regresar en el año 1944 publica su álbum de litografías Usos y costumbres del Rio de la Plata y al poco tiempo abandona el oficio artístico debido a los tratamientos psiquiátricos que debe recibir. Fue compañero de estudios y socio de otro importante artista plástico en la historia argentina, que fue Fernando García del Molino quien a diferencia de Morel, trabajó dibujando retratos para políticos de la época, entre los cuales se encontraba Juan Manuel de Rosas.

La imagen que se conoce de Carlos Morel es justamente un retrato pintado por su compañero García del Molino. Cabe destacar que en aquella épocas los estancieros, funcionarios y comerciantes en Buenos Aires eran quienes mejores ingresos tenían debido a que para entonces la exportación desde los puertos del Rio de la Plata era la principal fuente de riqueza económica. Los pocos artistas que conseguían trabajos, lo hacían retratando personajes destacados de su época ya sea en lo militar, comercial o político.

Rosa falcone en su Breve Historia de las Instituciones psiquiátricas en Argentina: Del Hospital cerrado al Hospital abierto describe que

Bajo la reforma iniciada por Rivadavia se destaca el comienzo de una nueva generación de médicos egresados de la Escuela de Medicina de la Universidad de Buenos Aires quienes se pronunciaban a favor de contar como primer maestre al destacado PH. Pinel. La primera tesis de psiquiatría que surge de esta Escuela es la de diego Alcorta, en 1827, bajo el título de La Manía Aguda.

Si bien no ha quedado registro sobre cuales fueron los tratos que recibió Carlos Morel, ha quedado registrado que luego de ser abordado por la psiquiatría de su época dejó de pintar. No fue el único que tuvo que abandonar su oficio artístico luego de los diagnósticos o tratamientos psiquiátricos, en la historia Argentina. Basta con nombrar a Jacobo Fijman, Jorge Bonino, o a Alejandra Pizarnik. Afortunadamente se conserva gran parte de la obra de Carlos Morel. Produjo una considerable cantidad de óleos y acuarelas que ilustran las calles porteñas, las pulperías, los gauchos y otros personajes de la época. También ha dejado obras muy valiosas sobre la vida pampeana del siglo XIX y algunos retratos. Algunas de sus obras pueden visitarse en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Carlos Morel, óleo de Fernando García del Molino

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here