“Hay un sistema apartheid para discapacitados” – Daiana Travesani

0
167


Entrevista a Daiana Travesani.

Nació en 1992 y creció en Gobernador Crespo, Santa Fe. Actualmente reside en la ciudad de Rosario. El 27 de octubre de 2016 tras un accidente, adquiere una discapacidad y según sus palabras ese es el día de su “nacimiento rengo”. Su primer libro “Me proclamo Disca, Me corono renga” fue declarado de interés municipal por el consejo municipal de Rosario.

¿Me contás como estás en relación a recibir tu título de licenciada en ciencias de la educación? ¿Sobre qué va a ser tu tesis como educadora? ¿Ya la presentaste? ¿La estás escribiendo?

Bueno creo que se ha generado un teléfono descompuesto respecto a mi estado académico porque en este último tiempo van varias veces que me hablan como si ya estuviera recibida, pero no es así jajaja.

Respecto al título de Licenciada es algo que quiero, que está dentro de mis objetivos cercanos por eso poco a poco quiero ir bajando los compromisos externos para poder enfocarme en rendir los finales que adeudo y luego ponerme a investigar.

En relación a mi tema de tesis pase por varias ideas siempre en relación a la discapacidad y educación, pero aún no encontré una línea con la cual diga es ésta. Sigo buscando pero no con tanta insistencia.

Soy muy ansiosa así que ya hice el intento de empezar con la tesis sin haber terminado con las materias y me frustré cuando me trabe, luego de eso puse en pausa la carrera y decidí orientar mis energías hacia otro lado.

En este momento siento que quiero darle un cierre a esa parte y por eso quiero abocarme con más tiempo y calma.

¿Existe algo así como pedagogías y didácticas inclusivas para personas con discapacidad, o todo lo que hay es “educación especial” en función de la salud?

Te voy a dar mi opinión como estudiante de una carrera de educación, no soy una especialista y me falta mucho recorrido para dar una respuesta minuciosa o concreta del tema.

Para poder responder un poco, hay que empezar hablando del hecho de que nos criamos siendo educades desde una pedagogía de la normalización.

Siempre cuestionando a quiénes que no encajan en los parámetros normativistas, problematizando sus formas de aprender y comportarse, de expresarse buscando disciplinarles para que entren dentro de los ideales homogéneos que tiene la escuela. Las instituciones educativas a lo largo de los años se han encontrado con que cada vez hay más estudiantes que no se ajustan a lo esperable de lo ideal o lo normal.

Ahora bien cuando no se alcanzan esos ideales normativistas aparece la culpabilización que recae en la persona estudiante donde se la piensa como defectuosa y una carga para la familia, para las instituciones educativas y para la sociedad en general. No es inocente ni azarosa la creación a lo largo del tiempo de espacios y lugares apartados para separar a niñes, jóvenes y adultes para educarles, alojarles y emplearles, reforzando así las nociones de normalidad a través de un sistema de apartheid de discapacitados y personas, discapaces y capaces, bajo la tan célebre frase “no encajan con nosotros”.

Sabemos que las escuelas producen subjetividad y dicha subjetividad está producida en la interpelación a un sujeto al que se ha dado en llamar pedagógico pero que, en sus raíces es siempre un sujeto político, en tanto ciudadane, por lo que la producción de subjetividad pedagógica se enlaza necesariamente con la producción de ciudadanía. Esto sólo es posible en espacios comunes y públicos, mientras que todo espacio de segregación interpela a quienes lo habitan, produciendo más segregación y menos ciudadanía. La inclusión educativa ya no puede pensarse como un mero enfoque, sino como un cambio en la forma en que concebimos a las prácticas educativas y a los argumentos sobre los cuales se ha edificado el propio sistema educativo.

La formación docente, las prácticas educativas y el mismo sistema educativo reposan sobre bases y nociones normo-médico-capacitistas para pensar la calidad y tipo de educación que deben recibir las personas con discapacidad ocasionando una pedagogía antidestino, teniendo en cuenta que el acceso a una educación y principalmente a una de calidad está plenamente intrincado con el acceso a otros derechos, a poder exigirlos y a que sean garantizados.

Esto plantea una demanda de una enseñanza variada donde es necesario transversalizar la discapacidad como identidad y no como problemática. Podemos contar con la educación sexual integral como herramienta que nos permite pensar las identidades, las corporalidades desde la diversidad. Igualmente creo que debemos seguir repensandola y ampliandola porque las lógicas separatistas y capacitistas no escaparon a la misma, pero como bien sabemos las leyes son bases sobre las cuales se puede seguir construyendo.

Considero que la educación en relación a las personas con discapacidad plantea la necesidad de un cambio de bases del propio sistema educativo y de las lógicas de las propias sociedades desde un anticapacitismo.

¿Qué significa “femidisca interseccional”?

Siempre digo que soy feminista antes que disca o renga, ser feminista me ayudó a ser femidisca y a poder pensar a la discapacidad como una identidad. Esta nueva parte de mi identidad que inteseccionaba en mí persona se convirtió en una identidad política, tomar a lo disca como identidad política me permitió dar lucha contra este sistema capacitista tomando a mi corporalidad, a mis bastones y a la silla de ruedas como mis mayores armas de lucha ética, política y social.

Considero que tomar a la discapacidad como identidad política nos permite habitar una identidad que ha sido relegada por años a una invalidación y a no tener sentido de pertenencia a un grupo porque no se pensaba.

Uno de los espacios donde empecé a activar como militante disca fue en las asambleas feministas peleando por la accesibilidad de las mismas y de las marchas. Quizás porque eran espacios que frecuentaba en mi vida no renga y que quería seguir sosteniendo, pero para hacerlo había que militar el anticapacitismo, las diferentes formas de estar y de militar.

De todas formas, en este momento me está costando mucho definirme o etiquetarme, estoy atravesando una crisis identitaria e ideológica, con muchos replanteos hacia mi persona, mis vínculos y hacia la forma de habitar esta sociedad. Cuando atravieso momentos de mutación identitaria entro en una crisis donde no sé cómo definirme, porque no sé qué quiero ni hacia dónde voy. Soy muy crítica conmigo misma, a veces demasiado porque soy muy severa, pero creo que es lo que hace que me esté repensando y redefiniendo todo el tiempo.

¿Cuáles son las diferencias entre nacer con una discapacidad y adquirir una discapacidad?

Yo solo sé lo que para mí significó adquirir una discapacidad, pero no puedo hablar de las diferencias entre ambas, es medio complicado porque también es algo muy personal, cuando charlamos entre amistades que tienen discapacidad y aparece esto de quiénes la adquirimos y de quiénes nacieron se va marcando ciertas diferencias, pero no considero pertinente esbozar eso en una lista, esta pregunta estaría buenísimo poder responderla entre varias personas.

¿Te gusta leer poesía? ¿Qué poetas recomendas?

Si, me gusta leer poesía. Mirá primeramente te voy a recomendar a poetas increíbles que escriben alucinante y son de Rosario como Gabby de Cicco, Morena García, Rocío Muñoz Vergara, Julia Vélez, Alicia Salinas, Maia Morosano, Alejandra Benz, Juan Pablo Dilerna, Carli Prado, Lucía Rodríguez y Lucre Galaxia. También recomiendo a Rosario Castellanos, una poeta mexicana que amé leer y a Gianna Mastrolinardo, Alejandro Méndez, Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik, Chantal Mailard y me faltan miles más.

El próximo 27 de Octubre es tu cumpleaños rengo. ¿Lo vas a festejar de alguna forma?

Si así es, en esa fecha es mi cumple rengo, no sé qué haré, puede ser que haga algo como no también. Todo dependerá de mis energías de ese momento, porque quizás hoy te digo que sí pero ese día no tengo ganas después o mi cuerpo necesita descansar. También año a año esa fecha va sintiéndose muy diferente así que ya veremos cómo me encuentra este año.

¿Estás preparando un nuevo libro?

Ay ay ay esa pregunta me la vienen haciendo mucho. Mirá estaba tan manija que me había puesto a planear un segundo libro el año pasado y un poco este año hasta que un par de personas me bajaron las ansias porque además todavía estoy haciendo las presentaciones del libro que está circulando.

Ganas no me faltan, pero hoy ya puedo estar más en calma y luego de la experiencia del primer libro, si llego a hacer un segundo quiero tomarme de otra manera el proceso.

Así que por el momento tengo mis energías en Me proclamo disca, me corono renga, que este año recién estoy pudiendo dimensionarlo y disfrutarlo con más calma, el año pasado después de sacarlo tuve muchas crisis donde lo estaba detestando, luego de mucho laburo interno pude amigarme con el libro que fue finalmente.

Quizás es medio difícil explicar resumidamente todo ese proceso desde que publiqué y cómo fuí sintiéndome cuando ya dejó de ser sólo mío, pero, en fin, sí tengo ganas de hacer otro pero es algo a lo que en este momento no puedo destinarle ni tiempo ni energías

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here